Hoy, todos los ojos están puestos hoy en los bebés, chicos, jóvenes y adultos con Síndrome de Down. Por primera vez en el mundo entero se habla de una celebración global para recordar la alteración genética que ocasiona el trastorno cromosómico más frecuente de todos, según los países que reportan al Directorio Internacional de Defectos Congénitos.
 
Las organizaciones de Síndrome de Down alrededor del mundo organizan y participan en eventos para concienciar de la existencia y necesidades que el Síndrome de Down provoca.

El síndrome se descubrió en 1959 como un desorden de cromosomas y es un tema de actualidad permanente al afectar en el día a día de forma muy variada en un amplio rango de personas en todo el mundo. Se calcula que uno de cada 733 bebés nacen con este síndrome. Sólo en Estados Unidos hay más de 400.000 personas con este síndrome.

El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud.

El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

Un cromosoma de más donde se guarda la información de los rasgos físicos y cognitivos que definen la condición de los pacientes con Síndrome de Down. Ese mismo cromosoma que también pareciera regalarles el don de la sonrisa, la inocencia y la sensibilidad. La pieza extra de humanidad que hoy por hoy no es una limitación, sino toda una razón para demostrar que hay un gran camino por recorrer, que las facultades de cada uno están hechas a la medida de la grandeza del espíritu. Que las ganas y la imaginación no encuentran barreras.

 
Si bien la participación de las personas con Síndrome de Down es cada vez mayor en los diferentes ámbitos de la cotidianidad, aún falta consolidar el imaginario de igualdad de esta población. Es necesario reconocer los derechos de este grupo poblacional para construir una sociedad igualitaria y equilibrada. Apremia demostrar la importancia de que exista un modelo de educación inclusivo, en el que las personas con discapacidad cognitiva puedan asistir a la escuela y hacer parte activa de la sociedad desde temprana edad.

3/21

La trisomía 21 es la cifra que ‘bautiza’ la conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down. El número 3 equivale al mes de marzo, mientras que 21 es el día elegido.

Será la primera vez que este día será conmemorado y observado por las Naciones Unidas y sus países afiliados.

 

 
Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido