Más de cien millones de europeos desarrollan algn tipo de voluntariado, una labor que a pesar de realizarse de forma gratuita supone una importante actividad econmica que llega a representar entre el tres y el cinco por ciento del Producto Interior Bruto de los pases de la Unin Europea. El 22 de abril de 2008, los eurodiputados aprobaron un informe en el que se reconoce y apoya el trabajo de los voluntarios. Financiación

El informe pretende asimismo impulsar la financiación del voluntariado por parte de las empresas privadas, en el marco de su estrategia de responsabilidad social corporativa, y recomienda que 2011 sea declarado Año Europeo del Voluntariado.

La ponente destaca que es necesario apoyar estas actividades "a escala europea" con el fin de "garantizar que las políticas europeas reconozcan y apoyen el valioso trabajo de los voluntarios". "Participar en actividades de voluntariado supone una expresión tangible de la democracia participativa", añade, agregando que "cada euro invertido por las empresas en apoyar estas actividades generó actividades valoradas entre tres y ocho euros".

Servicio Voluntario Europeo

El informe sobre la función del voluntariado como contribución a la cohesión eco! nómica y social, redactado por la eurodiputada liberal irlandesa Marian Harkin, pide a los Estados miembros y a las autoridades regionales y locales que desarrollen planes y estrategias para "reconocer, valorar, respaldar, facilitar y fomentar" el voluntariado, así como "que hagan esfuerzos reales para facilitar el acceso de las organizaciones de voluntariado a una financiación suficiente y duradera".

De las muchas opciones distintas para participar en actividades de voluntariado en la Unión Europea, el Servicio Voluntario Europeo está financiado íntegramente por fondos comunitarios. Uno de sus principales objetivos es "proponer a los jóvenes una experiencia educativa no formal y de aprendizaje intercultural fomentando su integración y participación activa en la sociedad" y "dándoles la oportunidad de demostrar su solidaridad con los demás".

Pueden participar en este servicio europeo de voluntariado todos los jóvenes de entre 18 y 30 años de edad, a quienes se ofrece la posibilidad de desarrollar su labor en áreas diversas. Los países en los que la iniciativa registra un mayor éxito son Alemania, Francia, España, Reino Unido, Italia, Polonia y Hungría.

La joven estonia de 27 años de edad Liis Kängsepp dejó su trabajo como periodista para ir a Buenos Aires a ayudar en la construcción de un centro social durante un año. "Es fundamental que alguien te apoye económica y emocionalmente", explica, agregando que "el servicio europeo de voluntariado debería recibir más ayuda". En su opinión, "somos muy afortunados de tenerlo".

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido