Europa hasta en la sopa
«Europa hasta en la Sopa» es una representación teatral que se ha desarrollado hasta el momento en cuatro municipios extremeños: Villanueva de la Serena, Llerena, Arroyo de la Luz y Monesterio, con la participación de más de 200 jóvenes. La actividad ha acercado el tema de las elecciones europeas a los jóvenes, de una manera divertida: en un programa de radio ficticio se deben entregar los “Premios  especiales a los valores y la construcción europea” a personajes tan conocidos como la canciller alemana, Angela Merkel, o los presidentes de Francia y España, Nicolas Sarkozy y José Luis Rodríguez Zapatero. Pero algo falla durante la ceremonia de entrega…

«Europa hasta en la Sopa» forma parte del Foro «La Hora de los Jóvenes en Europa» que es un proyecto de la Fundación Ciudadanía, del Instituto de la Juventud de la Junta de Extremadura y de REINE (Red Extremeña de Información Europea).

 
Ahora, la Oficina del Parlamento Europeo en España ha lanzado una nueva campaña informativa para estimular el voto de los ciudadanos en las elecciones del 7 de junio, que bajo el título ‘Europa hasta en la sopa’, resume cómo afectan las decisiones de la UE en la vida cotidiana.

La campaña pretende hacer ver la incidencia directa que tienen a diario en los ciudadanos medidas como el etiquetado de los alimentos y de los productos químicos, el control de las tarifas telefónicas o el uso eficiente de la energía.

«7.30 horas: Me levanto de la cama y el sol asoma por la ventana», comienza la campaña, antes de informar de que la UE ha contribuido a sacar más partido a la luz natural con los cambios horarios que hay dos veces al año. A continuación, «me doy una ducha», para recordar las medidas sobre limpieza de las aguas para consumo humano, y «uso un desodorante y me lavo los dientes», productos sobre los que UE exige información sobre su embalaje y caducidad.

El relato de la protagonista de la campaña, Luisa, residente en Pontevedra, sigue con el café del desayuno, comprado en un comercio justo, que Europa favorece para el desarrollo de los países pobres, mientras «escucho noticias» sobre las medidas aprobadas por los Veintisiete para frenarla.

Se recuerda el empeño en fomentar el transporte en medios como la bicicleta para reducir los gases de efecto invernadero y en hacer más saludable la estancia del trabajo, combatiendo el acoso laboral y restringiendo el consumo del tabaco.

Comprar un pollo para comer, hacerse una mamografía o comentar las últimas noticias europeas sobre empleo tomando un refresco con amigos guardan también relación con Europa, así como conectarse a internet y poner la lavadora.

«21.00 horas. Ceno una sopa de sobre y huevo frito. ¡Anda! ¡Europa hasta en la sopa! En el sobre de sopa aparece información sobre el aditivo glutamato monosódico», prosigue la campaña. Después de la cena, toca poner el lavavajillas con detergente con etiqueta ecológica, leer con detalle el prospecto de un analgésico y llamar a Italia a Jaime, uno de los más de dos millones de estudiantes que se han beneficiado de las becas Erasmus.

Y antes de acostarse, «leo el periódico» para enterarme que el Parlamento Europeo ha creado el Instituto Europeo de Igualdad de Género y veo la tele con menos espacios publicitarios, limitados por la UE a doce minutos por hora, concluye el folleto informativo.

Fuente: www.lavanguardia.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido