simone-rey.jpgEl Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, defiende que la concesión del Premio Carlos V a Simone Veil supone el reconocimiento a su vivencia y trabajo «ejemplarizante»

Por su parte, el Rey Don Juan Carlos ha alabado a esta política como «ejemplo en la construcción de esa Europa unida, democrática y tolerante, que reconoce la fuerza del diálogo y de la integración como instrumentos de fructífera convivencia».

PRIMERA MUJER GALARDONADA CON EL PREMIO CARLOS V.

Simone Veil, superviviente del holocausto, estuvo al frente del Ministerio de Sanidad en el gobierno de Valéry Giscard d’Estaing y promulgó la ley llamada «loi Veil» por la que se despenalizó el aborto en Francia. También fue la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo de Estrasburgo hasta 1982, ocupó varios cargos ministeriales en el gobierno de Édouard Balladur y desde 1998 es miembro del Consejo Constitucional de Francia.

Este miércoles en Cuacos de Yuste todo ese trabajo ha sido recompensado con el Premio Carlos V 2008 que concede la Fundación Academia Europea de Yuste, convirtiéndose en la primera mujer que recibe este galardón, que ya obtuvieron en ediciones anteriores como Jacques Delors (1995), Wilfried Martens (1998), Felipe González (2000), Mijail Gorbachov (2002), Jorge Branco de Sampaio (2004) y Helmut Kohl (2006).

En su discurso de aceptación, la que también fuera primera mujer en presidir el Parlamento Europeo, ha animado «a luchar para que desaparezcan las discriminaciones que encuentran las mujeres», al tiempo que ha afirmado que «aún hay mucho que hacer para que las mujeres dejen de ser víctimas de la desigualdad en el empleo, los ascensos, las remuneraciones y, particularmente, en el acceso a las tareas más elevadas, prácticamente inaccesibles para ellas».

A este respecto, ha insistido en que las mujeres «aportan un plus a las sociedades» por su forma de «aproximarse a ciertos asuntos» y se ha mostrado partidaria de que «un cierto número de mujeres ocupen puestos en el Parlamento porque es allí donde las leyes son votadas».

La premiada se ha mostrado emocionada al unir su nombre a estas personalidades «eminentes» que aportaron su trabajo a la construcción de Europa, y «orgullosa» por ser la primera mujer que recibe este galardón, si bien confío en que otras mujeres le sucedan en los años venideros.

En su intervención ha reconocido ser «privilegiada» y ha abogado por que «desaparezcan esas desigualdades entre hombres y mujeres» que todavía existen en muchos campos de la sociedad, y en la reafirmación de las mujeres para conseguir una situación real de igualdad.

Con respecto al momento actual que atraviesa la construcción europea considera que el ‘Tratado de Lisboa’ «es un avance importante» y ha expresado su deseo de que el ‘no’ de Irlanda, «no sea un obstáculo para seguir avanzando en la construcción de una Europa en paz y prosperidad», al tiempo que recordó que «Irlanda no debería olvidar lo que Europa le ha aportado no sólo en lo político, sino también en lo económico».

A su entender, Europa se plantea nuevos retos «ante los que tendrá que reaccionar» y ha citado como ejemplos la inmigración y la ayuda a los que más lo necesitan, «a los que no hay que olvidar». «Europa no debe encerrarse en sí misma y hay que unirse aún más para integrar a los más marginados», aseveró.

A lo largo de su comparecencia, ha alabado la figura de Carlos V que «fue el primero que intentó unir a los europeos hace más de cinco siglos y marcó profundamente la historia de Europa». «Desde entonces y hasta mediados del siglo XX todos los intentos de construcción europea fracasaron por estar marcados por el sello del imperialismo», subrayó la flamante ‘Premio Europeo Carlos V’, que ha elogiado la labor que la Fundación Academia Europea de Yuste realiza para fortalecer «los lazos europeos».

Cabe recordar que Simone Veil tiene en su haber otros premios como el Carlomagno que recibió en 1981 o el Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional que recibió en Oviedo en 2005.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, ha pronunciado la laudatio de la galardonada, en cuyo discurso ha alabado la figura de Simone Veil que, con su ejemplo, ha enseñado «lo sensibles que debemos ser para cuidar nuestros principios morales en este momento de cambio generacional».

Al mismo tiempo, ha elogiado la trayectoria de la política francesa en la construcción europea y ha deseado que se puedan cumplir los tres desafíos que ella misma estableció en su discurso de toma de posesión como presidenta del Parlamento Europeo en 1979, basados en «conseguir la paz, la libertad y el bienestar» y que el Tratado de Lisboa «se haga realidad».

El presidente ha abogado al igual de Simone Veil, en «buscar soluciones a la inmigración y aumentar el grado de solidaridad transnacional entre europeos».

«El Parlamento Europeo siempre será la voz de los ciudadanos», aseveró Pöttering, quien ha añadido que «hoy honramos a Simone Veil dando impulsos constantes como ella misma nos pidió en su discurso inaugural en 1979».

Imagen de la ceremonia de entrega.
18/06/2008

Como era de esperar, el acto de entrega del premio Carlos V 2008 a la ex ministra francesa y ex presidenta del Parlamento Europeo Simone Veil ha tenido toda la «pompa» que el momento merecía. Para ello, el Monasterio de Yuste ha lucido sus mejores galas en una nueva edición de este galardón, que como todos los años ha contado con la presencia de los Reyes de España, Juan Carlos I y Sofía, así como del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, entre otras personalidades.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo extremeño ha defendido que la entrega de este premio a Veil supone el reconocimiento a la vivencia y al trabajo «ejemplarizante» de una mujer que, con su vida y trayectoria política, «no ha escatimado esfuerzos en la reconciliación y en la construcción de una nueva Europa».

Según sus palabras, con la concesión de este galardón a una «gran mujer», la Fundación Academia Europea de Yuste pretende hacer una llamada a la comunidad local, nacional y europea sobre la importancia de seguir trabajando «para que la no discriminación y el derecho a la igualdad de trato se conviertan en realidad de hecho en la sociedad, en las instituciones y en el devenir de Europa».

Para el máximo mandatario extremeño, la obra de Veil ha aportado y aportará mucho valor a la construcción de «esa Europa del futuro que pretendemos», al tiempo que ha destacado que su ejemplo «nos ayudará a transmitirle a las futuras generaciones, cuanta humanidad es necesaria para conseguir una nueva Europa en la que tengan cabida todos los pueblos que la conforman».

Y es que, a su entender, ahora que parece que Europa estuviera «siendo invadida por un cierto grado de escepticismo, debido a causas endógenas, y sobre todo, exógenas y a cierta falta de liderazgo, es el momento de avanzar en la construcción de una Europa social y política cada vez más fuerte».

En su comparecencia, Vara ha indicado que desde la Academia de Yuste «seguimos considerando que la política debe ser la solución acordada de los conflictos continentales y de los que se dieran entre sus naciones, porque queremos conservar la enriquecedora diversidad europea, y ello, haciéndolo compatible con una gradual y mayor integración política continental».

A este respecto, tal y como recoge la Junta en un comunicado, ha defendido que la diversidad y la riqueza se conservan mejor en un medio cosmopolita que en muchos homogéneos e impermeables «porque no queremos que la nueva Europa se construya con el viejo molde identitario de los pequeños y grandes nacionalismos de hoy en día».

Para finalizar, el jefe del Ejecutivo extremeño ha querido reafirmar el «carácter europeo» de los extremeños y ha constatado que «seguimos necesitando más Europa para seguir avanzando».

«Hemos trabajado y seguiremos trabajando para que Europa siga siendo una realidad tangible y cercana para nuestros ciudadanos porque estamos convencidos de que más Europa es buena para Extremadura e igualmente convencidos de que el mayor desarrollo de nuestra tierra, sin duda, contribuirá al mayor bienestar de Europa», sentenció.

Palabras de elogio por parte del Rey.

Cabe destacar que la ceremonia también ha contado con la presencia del presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert de Pöttering, encargado de hacer una «laudatio» de la galardonada, y otros académicos como Felipe González, Paul Preston, Alain Touraine, Marcelino Oreja y Ursula Lehr, pero sin duda entre todos ellos ha resaltado la presencia de SS.MM. los Reyes de España.

El monarca se ha mostrado confiado en que el «Premio Europeo Carlos V», que la Fundación Academia Europea de Yuste otorgó a la política francesa Simone Veil, «sirva de estímulo a todos para que, iluminados por su experiencia, sepamos seguir avanzando en la obra de construcción europea».

En su discurso, tras la entrega del galardón, Don Juan Carlos ha alabado la figura de la política gala como «ejemplo en la construcción de esa Europa unida, democrática y tolerante, que reconoce la fuerza del diálogo y de la integración como instrumentos de fructífera convivencia».

A lo largo de su intervención, ha elogiado también su «espíritu de servicio, su trabajo, sus ideas, así como las de todos aquellos que han contribuido a profundizar y ensanchar la Unión Europea», porque, «generan en nosotros un profundo sentimiento de respeto y gratitud», al tiempo que ha destacado el papel jugado por Simone Veil «como actor de primer orden de la feliz transformación de Europa» y como «referente de futuro para proseguir una obra marcada por el progreso y la esperanza».

Al mismo tiempo, don Juan Carlos ha recordado ante los invitados a este acto de la Academia Europea de Yuste, la trayectoria personal y profesional de la galardonada, que «conoció en carne propia los totalitarismos y la barbarie», y ha reconocido su derecho para «exigir que los capítulos más odiosos de la historia europea nunca se repitan».

En este punto, ha hecho referencia a la época en la que Simone Veil fue detenida y trasladada a Auschwitz, donde exterminaron a casi toda su familia, y tras lo que «supo superar aquel brutal drama, partiendo de su firme defensa de los derechos humanos, la democracia, la convivencia y la paz».

Para el Rey de España, la política francesa es «una europea excepcional que, desde la experiencia directa del dolor, ha sabido construir una trayectoria dominada por el servicio a Europa contando con las herramientas de su inteligencia, coraje y dedicación».

Refiriéndose a la filosofía del «Premio Europeo Carlos V», el Rey ha manifestado que éste pretende «reconocer vidas de entrega ejemplar a los ideales de una Europa más unida, más justa, más próspera y solidaria; una Europa resuelta a desterrar para siempre de su suelo la intolerancia, la barbarie, las guerras y las divisiones entre europeos», añadió.

«El ‘Premio Europeo Carlos V’ establece, en definitiva, un puente entre nuestro pasado histórico y la realidad del presente, entre la vida e impronta de Carlos V y los evidentes logros del proyecto europeo», apostilló.

También ha hecho alusión a la figura del Emperador Carlos V, a quien ha calificado como «un adelantado de su época, un europeo cabal por formación, convicción y trayectoria vital», que se retiró al Monasterio de Yuste (Cáceres) donde murió hace 450 años.

Finalmente, y en relación a Extremadura, Don Juan Carlos ha remarcado que la región es «decisiva para nuestra historia y cultura, así como para moldear la identidad de España en el mundo, como indudable punto de encuentro y estímulo de nuestra doble dimensión europea y americana».

No hay que olvidar que el origen del «Premio Europeo Carlos V» se debe a los lazos europeos del histórico dirigente, nativo de Gante (Bélgica), de abuelos y padres alemanes y españoles, coronado emperador en Aquisgrán y que posteriormente abdicó en Bruselas, renunciando así al poder temporal y retirándose al Monasterio de Yuste, donde pasó los últimos años de su vida.

Este galardón reconoce el esfuerzo y dedicación de quienes han contribuido al conocimiento general y engrandecimiento de los valores culturales, científicos, históricos de Europa, así como al proceso de unificación de la Comunidad Europea.

Al margen de este Premio, en el transcurso del acto han tomado posesión nueve nuevos académicos entre los que figura quien ha sido presidente de la Junta de Extremadura durante 24 años, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y el semiólogo de origen búlgaro Tzvetan Todorov.

A continuación, tras la ceremonia de entrega y escuchar el himno de Europa, los Reyes de España han inaugurado en la sacristía del Monasterio la exposición «Carlos V en Yuste: su Muerte y Gloria Eterna», que ha sido organizada por Patrimonio Nacional e incluye objetos originales que aparecen en la referencia documental del «Inventario de los bienes que quedaron de su Majestad en Yuste al tiempo de su fallecimiento», realizado el 19 de noviembre de 1558.

Con esta muestra se ha pretendido hacer un repaso de las distintas colecciones que el monarca llevó desde Bruselas a Yuste, ya que en ellas se reflejan de manera más clara las preocupaciones personales de Carlos V durante su retiro extremeño.

Fuente: www.regiondigital.com

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido