Los jóvenes extremeños y lusos que integran la recién formada red transfronteriza ‘Alex’ valoran la posibilidad de iniciar un programa de intercambios que les permita conocer en «profundidad» la «realidad» social, económica, cultural y tecnológica de ambos lados de la frontera.

   Así lo anunció hoy el director de la Fundación Ciudadanía, Juan José Salado, en el transcurso de su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Europeos, celebrada en la Asamblea de Extremadura en Mérida, quien explicó que esta red social nació a propuesta de los jóvenes de Extremadura y del Alentejo portugués que participaron en el encuentro ‘Retos Transfronterizos’, celebrado el pasado mes de noviembre en la localidad cacereña de Valencia de Alcántara.  

 

 A pesar de que sólo lleva funcionando hace quince días, dijo, este foro, al que se accede a través de Internet, está permitiendo que sus jóvenes integrantes aporten su visión personal respecto a cómo debe ser la UE y sobre cuál es el camino hacia la construcción de una ciudadanía europea, sustentada en el «diálogo intercultural, el respeto y la igualdad de oportunidades».

El principal objetivo de la Red Alex, acrónimo de Alentejo y Extremadura, es «facilitar, impulsar y mejorar» la cooperación transfronteriza, fortaleciendo a las organizaciones juveniles y a sus herramientas de coordinación y comunicación para la transferencia de los productos y servicios que generan, indicó.

ENFOCADOS EN LOS «FUTUROS LÍDERES»

   El Encuentro Transfronterizo, cuna de esta red, es solo una de las actividades que la Fundación Ciudadanía desarrolla en la región con el objetivo de propiciar que los extremeños adquieran «conciencia» respecto a su papel como ciudadanos miembros de la UE.

   Como una de las socias fundadoras de la Red Extremeña de Información Europea (Reine), la Fundación Ciudadanía trabaja para «comunicar Europa» en la comunidad autónoma, pero centrando su atención en el colectivo juvenil, generación de quienes serán «los futuros líderes» comunitarios, comentó Salado.

   Así, la fundación ha desarrollado varios programas que, desde sus distintas perspectivas, comparten la intención común de trasladar a los extremeños qué es la UE y cuáles son sus derechos y deberes como ciudadanos europeos, haciendo uso de un lenguaje «claro, directo y mascado», para facilitar el «acercamiento de la gente de a pie» a los conceptos, «muchas veces espesos y burocráticos» de las instituciones comunitarias, explicó.

   A través de sus programas, esta entidad ha podido «comunicar Europa» a más de diez mil jóvenes de Extremadura y de la vecina región del Alentejo, ha impulsado la edición de material informativo «sencillo, pero comprometido» y ha propiciado la apertura de puntos de información europea en varios municipios de la autonomía.

   Entre el material editado a partir de las conclusiones recopiladas en los distintos talleres que ha puesto en marcha, Salado destacó la publicación de un texto que fue entregado a las principales autoridades de la región, en la celebración del Día de Europa, el pasado 9 de mayo, y que posteriormente se llevó ante la Comisión Europea en Bruselas.

«MUCHO POR HACER»

   Según Salado, el trabajo que desarrolla la fundación que dirige, junto con el que llevan a cabo las entidades amparadas bajo el paraguas de Reine, le ha valido a Extremadura la reputación de «región europea que más y mejor comunica Europa».

   Este «prestigio», recalcó, no es una valoración suya «sino que es la opinión de miembros de la propia Comisión Europea y del ‘Team Europe'», quienes han situado a la comunidad autónoma entre las regiones «ejemplo» a la hora de concienciar sobre la «importancia» de «ser y sentirse» ciudadano comunitario.

   No obstante, el director de Fundación Ciudadanía, reconoció que «aún queda mucho por hacer» y «un largo camino que recorrer», en aras de trasladar esta información europea al mayor número posible de extremeños.

   Al respecto, solicitó a la Asamblea y a la Junta de Extremadura un «mayor apoyo» para Reine, con el objetivo de llevar a «más territorios» de la región las actividades y programas que desarrollan las diversas entidades aglutinadas en dicha red extremeña.

UN «FALLO» DE LA JUNTA

   Durante el turno de intervenciones de los grupos parlamentarios, el diputado del PP-EU Laureano León felicitó a Salado por la labor que la Fundación Ciudadanía pone en marcha para cumplir con su objetivo de trasmitir Europa, no obstante discrepó respecto de que «Extremadura es la región que más y mejor» cumple con este «reto».

   A su juicio, el trabajo de la fundación «tiene sentido» porque «algo falla» en el que la Junta de Extremadura desarrolla en esta parcela y, en esa línea, pidió a los integrantes de la Comisión de Asuntos Europeos un «mayor esfuerzo» para que desde el Parlamento se «refuerce» la actividad que en la región llevan a cabo entidades como ésta.

   Por su parte, la parlamentaria socialista Ana Soguer alabó el trabajo de la Fundación Ciudadanía pues, a su parecer, «contribuye a la construcción de la Unión Europea en igualdad, en democracia y en base a la defensa de los derechos humanos».

   En palabras de Soguer, «Extremadura comparte una enorme vocación europea» y, en este sentido destacó la «importancia» de preparar a los jóvenes para que sean ellos quienes «conduzcan el proceso de construcción» de la UE.

   Finalmente, y en respuesta a León, la diputada del PSOE subrayó que la labor de la fundación «no evidencia que las cosas que hace el gobierno fallen», sino que su actividad «sirve de apoyo para que las cosas salgan mejor», concluyó.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido