ueLa UE quiere fomentar un mercado único digital para los contenidos y el comercio electrónico.
 
Los ministros responsables de la política de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Unión Europea, reunidos hoy en un encuentro informal en el Palacio de Carlos V de Granada, han aprobado la denominada ‘Declaración de Granada’ para la nueva Agenda Digital 2010-2015, que incluye, entre otras cuestiones, el fomento de un mercado único digital de ámbito comunitario para los contenidos y el comercio electrónico. Conseguirlo conlleva, además, el impulso y la creación del DNI electrónico europeo, que permita eliminar «barreras» entre los países de la UE.
Los problemas aéreos ocasionados por la nube volcánica provocada por la erupción en Islandia han marcado la reunión, que ha sido seguida por videoconferencia por los ministros y responsables de telecomunicaciones ausentes, un total de 23 de 27, entre ellos la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria para la Agenda Digital, Neelie Kroes.

No obstante, según incidió el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, este «suceso inesperado» ha permitido constatar la eficacia de las nuevas tecnologías en este tipo de encuentros, de tal manera que el de Granada será el primero de estas características «pero no el último».

Sebastián, que ofreció una rueda de prensa posterior al encuentro, al que sólo han podido asistir tres ministros del ramo de toda la Unión Europea –Alexander Tsvetkov, de Bulgaria Nikolaus Sifounakis, de Grecia, y José Mariano Gago, de Portugal– ahondó en algunos de los puntos incluidos en la ‘Declaración de Granada’, que se basa en ocho ejes fundamentales: infraestructuras; uso avanzado de Internet y confianza; derechos de los usuarios; servicios públicos digitales; fortalecer la competitividad del sector TIC europeo; dimensión internacional de la agenda digital e indicadores sobre la sociedad de la información; y mercado único digital.

Sobre este último aspecto, el ministro español ahondó en que ese mercado único parte de la «premisa» de que «a pesar de que internet está ampliamente extendido en Europa –con 114 millones de usuarios– es necesaria una mayor integración de los consumidores y empresas europeas a través del comercio electrónico». De hecho, según indicó, sólo entre el siete y el diez por ciento del comercio electrónico dentro de Europa es transfronterizo, lo que significa que es principalmente nacional.

¿En qué nos beneficia?

Por ello, un paso hacia el mercado único digital permitirá acabar con las «barreras» existentes, no sólo desde el punto de vista tecnológico, sino también jurídico y legal, y con el «miedo» del usuario a operar con seguridad. Así, la UE aboga por invertir en herramientas que posibiliten ese mercado, como el DNI electrónico europeo, que se trata de un «objetivo ambicioso como lo fue en su día el euro» y que posibilitará no solamente un «salto» tecnológico, sino también la «interoperabilidad» en el uso de distintos servicios sociales de la red, como la sanidad o la administración electrónica.

«Europa debe mantener el liderazgo en la industria de contenidos digitales –que supone ya el 3 por ciento del PIB– pero para ello necesita fortalecer su mercado interior, que es en este caso eliminar barreras y este mercado único digital», señaló el ministro, que explicó además que la puesta en marcha de ese DNI conllevará además identificar las «barreras» con las que puedan contar determinados países y eliminarlas.

«Es obvio que eso va a llevar tiempo y que se debe completar con sucesivas acciones, pero éste es un primer paso», dijo el ministro, que sostuvo también que estas bases del futuro digital que hoy se han sentado marcarán un sector importante para la salida de la actual crisis, y para el fortalecimiento de la economía.

Por su parte, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Francisco Ros, se refirió a los acuerdos adoptados hoy en materia de propiedad intelectual, incluidos también en la ‘Declaración de Granada’, que pasarían además por «potenciar la oferta de contenidos legales», que supondría un método «adicional» por conseguir el «respeto» a esa propiedad.

En lo que respecta a las medidas encaminadas a acabar con la ‘brecha digital’, Ros incidió en que la UE se ha marcado como objetivo para el 2013 cobertura de banda ancha universal –España aplicará un reglamento en ese sentido en 2011–, y que en 2020 las conexiones sean «ultrarrápidas», aunque en el encuentro de hoy no se ha determinado esa futura velocidad de conexión.

En tal sentido ya se han puesto en marcha muchos de los proyectos encaminados hacia ese 2020, como en lo que se refiere al espectro, la sanidad en línea, o el traslado de la formación adecuada a la ciudadanía. En lo que se refiere a este último aspecto, la ‘Declaración de Granada’ propone además reforzar la protección de datos y la privacidad de los usuarios de redes sociales mediante la «formación y educación». Así, el secretario de Estado comparó Internet con una «gran ciudad virtual» en la que los padres deberían enseñar a sus hijos a «andar» por sus «calles», y no mediante la «prohibición».

Enmarcada dentro de los derechos digitales de los usuarios se ha incluido asimismo la elaboración y difusión de una ‘Carta de Derechos Digitales de las Comunicaciones electrónicas y de los servicios en línea’, «fácilmente accesible y comprensible», que refuerce además la seguridad jurídica y la transparencia y sistematice los derechos que asisten a consumidores y empresas en el entorno digital.

La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria para la Agenda Digital, Neelie Kroes, ha estado presente hoy de manera virtual en el encuentro de ministros, al que ha hecho llegar un vídeo en el que apostó por crear las condiciones para un nuevo sistema de futuro basado en las nuevas tecnologías. Para ello, hay que solventar una serie de «problemas», como la falta de inversión, mercados fragmentados, falta de respuesta para abordar el cambio climático y el ‘cibercrimen’, o las diferencias de velocidad de conexión respecto a otros mercados como el asiático.

Kroes incidió así en el necesario Mercado Único Digital, puesto que, mientras que Internet no tiene fronteras, Europa sí, y como una herramienta eficaz para liquidar el mercado ilegal, con soluciones que aporten riqueza y puedan asestar un «golpe» a la piratería y en beneficio del artista.

Fuente: www.diarioinformacion.com

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido