ongLa coyuntura de crisis económica actual está generando un proceso de cambio en el Tercer Sector. Las ONG debemos adaptarnos rápidamente al nuevo contexto y ser capaces de renovar nuestras líneas de acción y estrategias. También aprender a relacionarnos de distinta manera.

El momento actual supone un punto de inflexión para las ONG con consecuencias perceptibles a largo plazo. Sin embargo, muchas consecuencias ya están teniendo lugar en el corto plazo, en el que se adivina la necesidad de transformar, o al menos debatir, conceptos y/o maneras de actuar, que hasta ahora funcionaban o servían para el Tercer Sector y que lo configuraban, lo caracterizaban y le otorgaban una identidad propia.

Nuevas formas de relación

Las ONG deberían empezar por replantearse cómo se relacionan con sus grupos de interés: con los diferentes actores sociales y económicos, con sus empleados, proveedores, beneficiarios… Uno de los principales «stakeholders» de las ONG es la administración pública, gracias a la cual se ponen en marcha, o no, cada año numerosos proyectos. ¿Cómo nos relacionamos con ella en la coyuntura actual de crisis económica?

No debes basar esta relación en la dependencia económica. ¿Has pensado en poner en marcha un plan de captación de fondos? Tal vez este sea el momento de buscar nuevos financiadores (empresas, donantes privados, fundaciones de empresa…) o co financiadores que junto con la administración puedan apoyar tus proyectos.

Las ONG debemos exigir una mayor presencia en el dialogo civil y en la manera o formas en las que se puede configurar un nuevo escenario futuro para el sector. Hay que adelantarse a las decisiones o, por lo menos, estar presentes en la decisión…, para ello, el tercer sector debe:

    * Buscar nuevas alianzas estratégicas: es indispensable avanzar en el modelo de coordinación entre entidades del Tercer Sector. ¿Es el momento de las plataformas?, las ONG necesitamos interlocutores y líderes dentro del sector. Así, podremos fomentar también la creación de alianzas con otros sectores.
    * Piensa en nuevas fórmulas de intervención basadas en la idea de la innovación social: las ONG tenemos la capacidad de anticiparnos a la administración en cuanto a la identificación de necesidades sociales y, por tanto, a la hora de proponer acciones innovadoras y atractivas a terceros; esto supone una fortaleza en la negociación, que debemos emplear en beneficio de todos.
    * Revisa tu plan estratégico y los objetivos previstos hace un par de años. Esta herramienta cobra en la actualidad más valor que nunca. Las organizaciones debemos asumir los posibles cambios internos y externos desde una visión estratégica, adaptándonos al entorno actual pero con una visión de futuro. La reflexión de este proceso debe hacerse desde el concepto de la participación.

Las nuevas formas de relacionarse son una oportunidad de cambio y mejora para el Tercer Sector, por ello no dudes en ponerlas en marcha y aprovechar las opciones que nos brindan.

Fuente para más información aquí

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido