El Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la UE acaba de acordar el marco político para la creación de una «tarjeta azul» para inmigrantes cualificados, destinada a atraer a los trabajadores, técnicos y expertos desde países del tercer mundo. Todavía falta la tramitación comunitaria para convertir este proyecto en realidad, cuya puesta en vigor se calcula que no se producirá antes del año 2011.

Los ministros han aprobado también formalmente el Pacto para la Inmigración y el Asilo cuyo contenido ya se había acordado en la reunión informal de Cannes (Francia) el pasado mes de julio. Este acuerdo, fruto esencialmente de una negociación entre el Gobierno español y la Presidencia francesa, será finalmente ratificado en la próxima cumbre que se celebrará este mes de agosto.

Tarjeta azul para inmigrantes

La «tarjeta azul» ofrecerá ventajas prácticas legales a los inmigrantes más capacitados procedentes de países extracomunitarios, que por ahora se dirigen preferentemente a Estados Unidos o incluso Canadá, donde las condiciones para ellos son mucho más simples. El mecanismo europeo es más o menos una imitación de la conocida «tarjeta verde» estadounidense, que permite a los inmigrantes entrar y salir libremente sin llegar a obtener la nacionalidad. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, que encabezó la delegación española, destacó que esta medida forma parte del objetivo de la Unión Europea de «vincular los flujos migratorios al mercado de trabajo», tal como se dice en el Pacto por la Inmigración.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido