En el siglo XXI, el éxito de la UE dependerá en gran medida de su capacidad de responder de forma flexible a los problemas actuales y de aprovechar plenamente su potencial económico, cultural y humano. En este sentido, la Presidencia checa ha elegido el lema simbólico “Europa sin barreras”: una Europa sin barreras internas económicas ni culturales para los individuos, los empresarios ni las entidades económicas; una Europa abierta al mundo, pero no indefensa ante posibles ataques y actividades ilegales.

De forma más concreta, las principales prioridades son las siguientes:
 
– Economía: ya se han adoptado medidas urgentes para restaurar el correcto funcionamiento de los sistemas financieros y la confianza de los agentes económicos. La adopción de nuevas medidas que mejoren la transparencia y la estabilidad de los mercados financieros serán importantes objetivos en los próximos meses, en el marco del Plan Europeo de Recuperación Económica aprobado en diciembre de 2008.
Por otro lado, la Presidencia checa quiere realizar un enfásis especial sobre el desarrollo del capital humano a través de un importante apoyo a la educación, a la investigación y al desarrollo y mediante la liberalización de las reservas en el mercado interior.
La Unión Europea debe asimismo luchar para eliminar las barreras exteriores. No puede permitir el estancamiento del proceso de liberalización del comercio exterior, con obstáculos persistentes a otros mercados, competición injusta o protección insuficiente de la propiedad intelectual e industrial.
– Energía: la Presidencia checa se centrará de forma especial en todos los asuntos relacionados con el sector energético y con una implicación activa en las negociaciones internacionales sobre la protección del clima después de 2012.
La seguridad energética es un prerrequisito básico para el funcionamiento de las economías comunitarias. A la vista de la creciente dependencia energética de las importaciones de los países vecinos, se trata de una cuestión que requiere una atención urgente.
Sobre la base de la Revisión Energética Estratégica de la Comisión, la Presidencia prepará una solución que se centrará en el ahorro de energía, la inversión en nuevas tecnologías eficientes, la consecución del mercado interior de la energía y la estabilización de las relaciones con los principales proveedores extranjeros.

– Europa en el mundo: La UE es un importante actor mundial debido al peso de su economía, a su alto nivel de integración en el sistema multilateral, a los esfuerzos de estabilización en conflictos internacionales y a su volumen de ayuda al desarrollo y humanitaria. La UE necesita mantener su capacidad de ampliación y de ofrecer a otros países europeos perspectivas para una futura adhesión o una cooperación privilegiada.
Por otro lado, las estables relaciones transatlánticas son de una relevancia especial a largo plazo. Para la UE resulta de gran importancia mantener negociaciones con representantes de la administración estadounidense en los ámbitos de la seguridad, la economía, la energía y la protección del clima.
Además, la UE debe lograr un posición unánime con vistas a las negociaciones sobre un nuevo acuerdo de asociación con Rusia. Asimismo, la Presidencia prestará una atención especial a la dimensión oriental de la Política de Vecindad.
Por último, se seguirá poniendo un enfásis especial en la política de cooperación al desarrollo, en el apoyo a los derechos humanos, al Estado de derecho y a la democracia, así como en la resolución de conflictos internacionales. La UE deberá continuar su lucha contra las nuevas amenazas a la seguridad y contra el terrorismo.
Para más información, consulte la página web de la Presidencia checa: http://www.eu2009.cz
Fuente: Presidencia checa de la Unión Europea
Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido