Así, lo ha señalado la consejera de Igualdad y Empleo, Pilar Lucio, en la presentación de este Anteproyecto de Ley, que será debatido en el próximo pleno de la Asamblea de Extremadura, este jueves y, espera esté aprobado en esta legislatura.

A este respecto, la consejera ha subrayado que esta ley tiene valor porque nace de la demanda social de nuestra región, de la constatación de que la igualdad no se ha conseguido, de que la desigualdad está presente en muchos aspectos de la región y ha agregado que la acción política se convierte en derecho.

Concretamente, esta ley permitirá la integración de la perspectiva de género en todas las políticas de violencia de género, de las mujeres y también de sus hijos, con medidas de carácter integral, que tienen en cuenta todos los daños que estos sufren, incluidos también los datos sociales y económicos y los efectos de esta violencia en la comunidad.

El objetivo de esta norma es que todo ello incida en la igualdad en el empleo, en un incremento de la tasa de población activa femenina, la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, la maternidad y el incremento de la tasa de natalidad, la coeducación y la formación de valores, la atención y garantía de los derechos de las mujeres rurales a fin de favorecer su incorporación al mercado de trabajo y el acceso a la formación, entre otros factores, que permitan un desarrollo más sostenible, de acuerdo con un nuevo modelo productivo que se pretende para la región.

La ley tiene una triple orientación que es la prevención de las conductas discriminatorias, la promoción de la igualdad mediante la previsión de políticas activas que la hagan real y efectiva en cualquier ámbito y la tutela de la igualdad mediante la sanción de las conductas discriminatorias.

La consejera ha comentado que la elaboración de esta normativa es uno de los compromisos recogidos en el Pacto Social y Político de Reformas para Extremadura, respondiendo a la nuevo modelo socioeconómico por el que se apuesta en la región y, tiene su base en la Ley Orgánica 3/2007 de marzo para la Igualdad efectiva de Mujeres y Hombres.

Esta ley incorpora el principio de transversalidad en todas las políticas de la Junta de Extremadura, integrando la perspectiva de género en su actividad administrativa y desde el comienzo de la toma de decisiones, para impulsar la igualdad de oportunidades, la igualdad de trato, las acciones positivas que eviten discriminaciones hacia las mujeres por razón de su sexo y para la erradicación de cualquier forma de violencia hacia las mujeres.

La violencia contra las mujeres se considera la máxima expresión de la desigualdad entre hombres y mujeres y la erradicación de la violencia requiere no sólo atención y protección cuando esta se ha producido, sino también la prevención con soluciones cuando el problema se comienza a vislumbrar.

La consejera ha explicado que la detección precoz del problema requiere una implicación social de determinados colectivos profesionales que, por sus funciones, conocen de primera mano esas situaciones en los ámbitos sanitario, educativo y policial.

La atención debe ser integral, garantizando la asistencia y asesoramiento jurídico, asistencia sanitaria, atención psicológica especializada y medidas sociales, económicas y laborales, así como la sensibilización, información y prevención y la formación de los profesionales.

Los menos también son víctimas de violencia de género

El carácter integral y multidisciplinar de las medidas contra la violencia de género, así como el enfoque multicausal de esta violencia, toma en consideración el daño inferido a las mujeres y a los menores. La ley extremeña parte de la consideración de que éstos también son víctimas.

De este modo, se amplia el espectro de atención a otros aspectos, como son los daños económicos, sociales. Entre otras medidas, la ley contiene un catálogo de derechos de las mujeres y sus hijos, complementarios a los derechos constitucionalmente reconocidos.

La Comisión Permanente para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género, ya creada, es el organismo para la coordinación institucional e impulsar, supervisar y evaluar las actuaciones en el abordaje de la violencia de género, sin perjuicio de las competencias de impulso, seguimiento y control de la Junta de Extremadura. Está integrada por todas las instituciones y entidades que están implicadas en la lucha contra la violencia de género.

En el anteproyecto, también se define y se recoge la estructura y servicios de la Red Extremeña de atención a las víctimas de violencia de género (dispositivos públicos de emergencia y atención especializada de las diferentes administraciones públicas a las mujeres y sus hijos).

Perspectivas de género en las políticas públicas

La ley será de aplicación en la administración autonómica, las entidades que integran la administración local (organismos autónomos, consorcios, fundaciones….); la Universidad de Extremadura; todas las entidades que realicen actividades educativas y de formación; y las entidades privadas que suscriban contratos y convenios de colaboración con las administraciones públicas de Extremadura o que sean beneficiarias de ayudas y subvenciones.

Para hacer efectivo el principio de la perspectiva de género en las políticas públicas, se encomendará a una unidad administrativa de cada Consejería la propuesta, ejecución e informe en esta materia y en relación con las competencias de cada una de ellas.

Junto con ello, está prevista la creación de una comisión interdepartamental para la igualdad en la que estarán representadas todas las Consejerías de la Junta de Extremadura; y una comisión de impacto de género de los presupuestos de la Comunidad Autónoma. En relación con las políticas locales, se creará un organismo para la cooperación y la coordinación.

Medidas para promover la igualdad en todos los ámbitos

El título III recoge las medidas para promover la igualdad en los centros educativos de enseñanza no universitaria y hacer efectivo el principio de la coeducación -materiales curriculares, libros de textos, formación del profesorado -; y el enfoque de género de forma transversal en las políticas de gestión de recursos y personas; en la enseñanza superior y en el ámbito de la investigación.

Otro de los apartados importantes es la igualdad en el empleo, como objetivo prioritario a conseguir (en el acceso la mercado de trabajo, la igualdad laboral en el sector privado y público; incentivos a la contratación de mujeres, sobre todo, de aquellas que presenten mayor vulnerabilidad y riesgo de discriminación, la promoción empresarial para la constitución de negocios y fomento del autoempleo; calidad en el trabajo; y elaboración de planes de igualdad en el marco de la negociación colectiva, seguridad y salud laboral…).

La Junta de Extremadura promoverá la adopción por parte de las empresas de medidas específicas dirigidas a la equiparación laboral entre hombres y mujeres. Como fórmula de reconocimiento a las empresas por la adopción de esas medidas, se creará el distintivo de Marca de Excelencia en Igualdad.

En consonancia con el proyecto de ley, la Junta de Extremadura ha aprobado la Estrategia para el Fomento de la Vida laboral, Familiar y Personal, que también se presentará próximamente en la Asamblea; y en la que se plantean la organización de espacios, horarios y creación de servicios.

Esta estrategia viene a responder a la necesidad de incrementar la tasa de natalidad desde un enfoque de género, de tal manera que exista también un mayor equilibrio en el cuidado de menores y personas dependientes para lograr una mayor participación de las mujeres en el mercado de trabajo.

De cara a articular esta estrategia, se parte de la consideración de tres estructuras sociales básicas, que interactúan entre sí: poderes públicos, familias y mercados; se trata de conseguir nuevas formas de relación entre estas estructuras básicas para crear nuevas prácticas y métodos, y para acompañar y respaldar a mujeres y hombres en este proceso de cambio.

Y, el título III se completa con otros apartados que se refieren a políticas de promoción y protección de la salud, de inclusión social, promoción de las actividades físicas y deportivas, de la cultura, planeamiento urbanístico y vivienda, transporte y movilidad, medio ambiente, sociedad de la información, desarrollo rural, participación social y política, la incorporación del principio de igualdad en las política extremeña de cooperación internacional para el desarrollo, y la imagen de las mujeres y los hombres en los medios de comunicación social.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido