Las mujeres deben ganar peso en la toma de decisiones políticas y empresariales, pero la vía voluntaria se ha revelado insuficiente. Con esta convicción, la Eurocámara ha pedido hoy a la Comisión Europea que se decida a imponer este mismo año cuotas femeninas en los consejos de administración de las empresas. A los países comunitarios, los diputados les exigen reducir al menos un 10% la brecha salarial entre hombres y mujeres.

“La verdadera igualdad solo se alcanzará si llegamos a tener tantas mujeres incompetentes como hombres incompetentes en puestos de mando”. La ponente de esta iniciativa, la liberal holandesa Sophia in’t Veld, arrancó así el agitado debate sobre la infrarrepresentación de la mujer en la política y la empresa. El informe, más atrevido que otros sobre esta materia, aborda las dificultades de la mujer para avanzar desde distintas perspectivas, incluida la ligada a los permisos maternales y paternales y hasta al derecho al aborto “seguro y legal”. Esta última referencia provocó el rechazo de muchos diputados conservadores, con lo que el texto salió respaldado por un estrecho margen (361 votos a favor, 268 en contra y 70 abstenciones).

La comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, celebró la votación como un avance pero evitó referirse a la petición expresa de la Eurocámara para que ella misma se atreva a fijar cuotas. Reding pretende averiguar antes de verano si este mecanismo tiene suficiente respaldo y, en función de las conclusiones, instar o no a los Estados a que asuman ese reto.

Hubo un segundo informe, menos polémico y por tanto más respaldado, que aboga por legislar a favor de la paridad en política y recomienda sanciones para quienes no cumplan. Estas son las principales novedades de lo aprobado:

Cuotas en los consejos. La Eurocámara exige al Ejecutivo comunitario que “presente en 2012 propuestas legislativas que incluyan la introducción de cuotas”. El objetivo es que las mujeres constituyan el 30% de los consejos de administración en 2015 y el 40% en 2020. La meta no es sencilla, teniendo en cuenta que las consejeras no suponen ni un 14% del total y que el porcentaje mejora con cuentagotas. “Los recortes presupuestarios agravan la situación. Y tampoco se están tomando medidas para conciliar mejor”, argumentó la diputada socialista Antigoni Papadopoulou en el debate, que se prolongó durante casi tres horas en la tarde del lunes. Entre las voces contrarias, la de la británica conservadora Marina Yannakoudakis, más por la reticencia a recibir lecciones de Bruselas que por el contenido: “No creo que las cuotas y los permisos de maternidad deban fijarse en el ámbito europeo”.

Más señorías féminas en los escaños. Los diputados remiten a los “éxitos registrados en Noruega, España, Alemania, Italia y Francia” al fijar por ley la presencia de mujeres en los Parlamentos y considera que las próximas elecciones a la cámara europea, en 2014, son una buena excusa para ensayarlo. Las mujeres suponen apenas una cuarta parte de los arcos parlamentarios nacionales y algo menos en los Consejos de Ministros.

Brecha salarial. Teniendo en cuenta que las mujeres cobran, de media, un 17,5% menos que sus compañeros por un trabajo similar, según datos de Eurostat (la oficina estadística comunitaria), el informe pide a los Estados que acorten un 10% esa diferencia, aunque no aclara en qué periodo, lo que resta fuerza a la iniciativa. Para lograrlo “también los hombres tienen que asumir la responsabilidad que les toca –que nos toca- en el ámbito público, político y económico”, admitió Raül Romeva, diputado catalán del grupo de Los Verdes.

Aborto.
Es uno de los aspectos más polémicos y ha permanecido en texto pese a que el Partido Popular Europeo se opuso casi en bloque. El texto constata “los recientes recortes en los fondos destinados a la planificación familiar y a la educación sexual” y “las restricciones al acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva en algunos Estados, en particular en relación con la protección del embarazo y de la maternidad y al aborto seguro y legal”. España es el caso más claro de ese freno al aborto legal, con la intención expresada por el nuevo ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de liquidar la ley de plazos.

Maternida
d. El primer informe “lamenta la falta de avances por parte de los Estados miembros” en el desarrollo de los permisos de maternidad y paternidad y pone como ejemplo la resolución que aprobó la Eurocámara para elevar a 20 semanas el primero (el mínimo europeo son 14) y a dos semanas el segundo.

 

Noticia extraída de : http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/03/13/actualidad/1331645641_039036.html

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido