17 de mayo dia Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia 

Ser gay era sinónimo no hace mucho tiempo de enfermo mental. Precisamente hace ahora 21 años la Organización Mundial de la Salud (OMS) descatalogó de su listado la homosexualidad como una patología psicológica. Fue el 17 de mayo de 1990. Hoy, más de veinte años después, las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) tienen reconocidos los derechos que legítimamente les habían correspondido siempre que y que otros se habían empeñado en negárselos.

Sin embargo, la lucha por igualdad de derechos y también de oportunidades aún no ha finalizado. En Extremadura este hecho se ha querido dejar claro este martes en un acto institucional que ha contado con la presencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y de ciudadanos extremeños valientes y luchadores como Isabel, David y Mario.

Esta efeméride se conmemora desde hace 21 años, cuando la Organización Mundial de la Salud descatalogó la homosexualidad como una enfermedad mental.

El presidente de la Fundación Trinágulo José María Núñez ha asegurado que «se ha avanzado lo innegable» con las leyes de Identidad de Género y Matrimonios Homosexuales, así como al «permitir que haya asilo o refugio por homosexualidad», y con «una legislatura histórica» en Extremadura para gays y lesbianas, con la reforma del Estatuto de Autonomía, la Ley de Igualdad y la de Educación, que reconoce la «diversidad familiar».

«Hemos querido poner hoy el acento en lo conseguido, porque nos parece importante, porque este es un día para reivindicar lo mucho que queda por hacer; es absolutamente imprescindible que no se nos olvide que los pasos que se van dando son pasos que tenemos que consolidar», ha afirmado.

El presidente del Ejecutivo autonómico, Guillermo Fernández Vara, ha destacado que «lo más importante» para contra la Homofobia y la Transfobia no son las leyes, que se cambian con «voluntad y mayoría», sino la mentalidad de la sociedad, para cuyo cambio se necesita, a su juicio, tiempo, compromiso, constancia, aliados y cooperadores.

Por su parte, el alcalde de Mérida, Ángel Calle, ha dicho al presidente de Fundación Triángulo que la capital extremeña «es hoy mucho más noble» con la presencia de este colectivo, y que es también una ciudad «diversa» en la que en estos últimos cuatro años se ha llevado a cabo un proyecto «inclusivo» donde «quepan todos» y se haga visible «lo normal».

Calle ha invitado a acudir a Mérida a las personas de este colectivo que «no» se sientan «a gusto» donde viven, porque la capital extremeña, apunta, tiene «tantos años de historia» que «no puede ser tan ordinaria, cateta, cutre y hortera como para no aceptar lo que es visible».

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido