cooperantesLas cooperantes de la Red de Mujeres Ciudadanas, proyecto que lidera la Fundación Ciudadanía, Sara Santano y María del Carmen Pardo, han destacado que Extremadura ofrece «muchas posibilidades» para llevar a cabo programas de cooperación internacional y, además, es «una de las comunidades autónomas más solidarias e implicadas en la cooperación y el desarrollo».

«Hay muchas posibilidades de implicarse en la cooperación» para todas aquellas personas que deseen participar en algún programa de cooperación que pone a disposición la comunidad, ha señalado Santano, quien trabaja para la ‘Red de Mujeres Ciudadanas en la Cooperación para el Desarrollo y la Igualdad de Género’ y gracias a la bolsa de ‘Jóvenes Cooperantes Extremeños’ del Instituto de la Juventud de Extremadura y la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aexcid).

Además, ha mencionado otras iniciativas extremeñas en esta materia como ‘Jóvenes Voluntari@s con América Latina’ o las becas que ofrece el Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo (Felcode). Asimismo, la región también ofrece formación sobre esta cuestión y contribuye a la celebración diferentes encuentros y seminarios sobre cooperación.

Sara Santano y María del Carmen Pardo colaboran desde el pasado 25 de octubre con la Asociación de Mujeres ‘Luisa Amanda Espinoza’ (Amlae), la entidad nicaragüense que participa en la Red de Mujeres Ciudadanas y que defiende los derechos de las mujeres del país, aspecto en el que, Santano, la asociación es «una referencia para el resto» de entidades que forman parte de la Red, puesto que «lleva activa muchos años».

LIDERAZGO DE LAS MUJERES

Pardo ha explicado que las actividades que ambas cooperantes realizan en Nicaragua promueven «el fortalecimiento y la capacidad de incidencia del liderazgo de las mujeres en las organizaciones de la sociedad civil» y «la promoción de una cultura que respete los derechos de las mujeres», todo ello a través de un programa de capacitación tecnológica y dinamización social de la comunidad virtual, mediante las nuevas tecnologías.
 
Asimismo, las cooperantes llevan a cabo una transferencia de conocimiento y experiencias de las organizaciones participantes y apoyan la visibilización de la capacidad de incidencia de la Red de Mujeres Ciudadanas a través de foros en la red y reuniones informativas, seminarios y presentación de informes, a fin de contribuir a la mejora y sostenimiento de la red y de la organización.

En todas estas actividades se abordan las siete áreas temáticas de la Red de Mujeres Ciudadanas: la violencia de género, la participación política y social de las mujeres, los derechos sexuales y derechos reproductivos y la feminización de la pobreza, la brecha digital, la migración y la trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual.

Por su parte, Sara Santano ha agregado que, en cuanto a la dinamización informática, el trabajo consiste en enseñar el manejo de mensajería, correo electrónico, blog y todo tipo de herramientas que les permitan comunicarse y difundir su trabajo en las organizaciones en las que están implicadas, así como compartir sus experiencias con el resto. La intención, ha apuntado, es la «sostenibilidad de la propia Red para que a partir del año 2011 pueda ser autónoma».

De manera transversal, añade, las cooperantes trabajan para reducir la brecha digital de género a través de talleres presenciales de capacitación tecnológica con mujeres líderes en sus territorios. «Se pretende que estas mujeres, a su vez, fortalezcan sus entidades formando al resto de socias, colaboradores y personal con los conocimientos aprendidos».

CONTRIBUIR AL DESARROLLO

Santano ha asegurado que con este tipo de acciones se contribuye al desarrollo de la zona, «ya que gracias a la cooperación internacional reciben unas ayudas» a las que «de otra manera no les sería posible acceder» y, «con este proyecto en particular, pueden conocer las realidades de otros países y que éstos –los cooperantes– conozcan la suya».

Sobre los objetivos marcados al inicio de la iniciativa, Sara Santano destaca que «los objetivos parecen cumplidos» aunque apunta que «habrá que esperar a la evaluación del año para comprobarlo». El propósito es, según ha dicho, que los objetivos «no sólo se cumplan cuantitativamente, sino también cualitativamente».

Santano ha resaltado que «el problema con el que se encuentra la Red, en cuanto a las nuevas tecnologías, es el escaso acceso que tienen las mujeres en Nicaragua», por lo que, «una vez terminada la intervención», las participantes en el proyecto «no» aseguran «que sus conocimientos puedan ser transmitidos a otras mujeres».

María del Carmen Pardo añade que es necesario «transversalizar el enfoque de género a otras áreas temáticas», además de seguir trabajando» en las siete áreas mencionadas, como pueden ser la salud o los derechos laborales.

En lo que respecta a las necesidades de las mujeres nicaragüenses, Santano ha indicado que «Nicaragua es uno de los países de América Central donde más personas se desplazan a otros países en busca de empleo». En cuanto a brecha digital de género, ha señalado que «ni siquiera tienen un informe que recoja este tema» y «hablan de brecha digital pero no desagregada por sexo»; y en lo que se refiere a violencia de género, «no tienen una normativa específica», aunque apunta que «está en trámites de ser aprobada por la Asamblea». Además, el país «no cuenta con casas de acogida para mujeres víctimas y sus hijos/as», ha apostillado.

Finalmente, ambas cooperantes han animado a los jóvenes extremeños y españoles a vivir una experiencia como cooperante porque es «la forma de conocer de primera mano la realidad de un país empobrecido» y «te hace crecer profesionalmente y personalmente, sin duda».

Cabe recordar que la ‘Red de Mujeres Ciudadanas en la Cooperación para el Desarrollo y la Igualdad de Género’ está compuesta por la Fundación Ciudadanía, de Extremadura, la Oficina Jurídica para la Mujer en Cochabamba de Bolivia, la ONG Factor Solidaridad de Uruguay, el Colectivo 25 de Noviembre de Paraguay y Amlae, de Nicaragua, y cuenta con el apoyo de la Aexcid.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido