Declaración de la Academia Europea de Yuste sobre el futuro de Europa:La Europa Social y de los ciudadanos.
“Europa más necesaria que nunca”, es una de las principales conclusiones del encuentro que la Fundación Academia Europea de Yuste ha celebrado, el pasado 19 de junio, en el que distintas personalidades de alto nivel han debatido sobre el futuro de Europa.

En el evento han participado los académicos de la Academia Europea de Yuste, los galardonados con el Premio Europeo Carlos V, otras personas comprometidas con el proceso de construcción europea desde el mundo universitario, político, cultural, social y económico, y representantes de la sociedad civil. El objetivo del encuentro fue reiterar su clara vocación europea, que se ha ido poniendo de manifiesto a lo largo de los últimos años, contribuyendo con sus ideas y propuestas, en el seno de la Academia Europea de Yuste, al proceso de construcción europea y al mejor conocimiento de las raíces histórico-culturales del conjunto de naciones, que conforman esa gran realidad que es hoy Europa.

El Presidente del Gobierno de Extremadura, y de la Fundación Academia Europea de Yuste, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en el contexto de una reunión del Patronato de la Fundación, expresaba lo siguiente:

"Tal vez Europa no ha pensado suficientemente que la solución a la pregunta de qué somos, puede venir también de un impulso, que proviene de aquello que de verdad nos une, y que no nos separa, es decir, que no nos provoca conflictos, ni que nos divide, ni que provoca discusiones entre nosotros, de una cultura común, que está acreditada desde hace bastantes siglos…Creo que nosotros, desde nuestra posición de Fundación Academia Europea de Yuste, deberíamos contribuir a eso. No podemos hacer otra cosa, no podemos contribuir a otros menesteres, no somos nosotros los que tenemos la solución, para arreglar la crisis institucional, pero sí podemos ayudar, con pequeñas cosas, a seguir impulsando aquello que nos une y que no hay discusión entre nosotros y que es la cultura europea".

El Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, Miguel Ángel Moratinos, en el mismo contexto de la reunión del Patronato de la Fundación Academia Europea de Yuste, intervenía con la siguiente invitación:

"En este tiempo de reflexión, como lo hemos calificado en el último Consejo Europeo de Jefes de Estado y Gobierno y los Ministros de Asuntos Exteriores, de reflexión activa para saber qué modelo, qué Europa queremos en el siglo XXI, lo mejor es poder venir a Yuste y tener la hospitalidad y sobre todo la atmósfera cultural y de inspiración, que ofrece nuestra Fundación, en el propio Monasterio de Yuste, para incitar al debate general sobre el modelo europeo, ese modelo que los ciudadanos quieren tener más cercano a lo que son sus propios sueños y aspiraciones ".

De esta manera, y teniendo en cuenta que la Fundación ha realizado desde sus inicios análisis objetivos y mensajes de esperanza y de compromiso con una realidad que afecta a 450 millones de ciudadanos que merecen una respuesta, se ha preguntado ante qué tipo de crisis nos encontramos: una crisis institucional, una crisis de identidad, de comunicación, de participación ciudadana, etc. Los asistentes al encuentro llegaron a la conclusión de que hoy estamos en un momento adecuado para identificar las principales características del modelo actual, del momento que atraviesa la construcción europea y reflexionar sobre su futuro. Para ello, se ha planteado un análisis profundo sobre "el estado de Europa", sobre los elementos positivos y también sobre las debilidades. Un análisis sobre objetivos, fines y valores, pero también sobre instrumentos, estrategias de comunicación y de participación ciudadana.

Para ello se ha tenido en cuenta que los europeos no se apasionan por el funcionamiento de la arquitectura institucional europea o sus procedimientos legislativos o de toma de decisiones, pero si quieren soluciones a sus problemas concretos. En este contexto de crisis, una pregunta clave del debate fue qué visión tenemos de Europa. Así, las opiniones publicas de los Estados miembros, los ciudadanos, han manifestado entre sus principales preocupaciones la protección efectiva de los derechos de los ciudadanos, las libertades públicas y los derechos sociales, una verdadera política social solidaria, un modelo de desarrollo sostenible, respetuoso con el medio ambiente, la salud y sanidad pública, la defensa del empleo, la lucha contra el fraude, la seguridad interior y exterior y el acceso a la información. Posiblemente, son éstos los problemas que preocupan a los ciudadanos y a los que la Fundación ha tratado de dar una respuesta. También se ha tratado de responder a las cuestiones: ¿qué incidencia tiene la inmigración, la globalización y la deslocalización en la crisis europea?, ¿se pueden considerar la cultura europea, el modelo social europeo y la Europa de los ciudadanos, tres grandes pilares, para favorecer un sentimiento de pertenencia a la UE?

Estas reflexiones sobre una Europa en crisis realizadas por la Fundación Academia Europea de Yuste contemplan de forma significativa un análisis exhaustivo, tanto de los últimos hitos de la crisis, que se refieren al referéndum de la Constitución Europea en Francia y los Países Bajos, a la ampliación y los límites de la Unión Europea, a la seguridad y al liderazgo europeo en el mundo, como a la interculturalidad y al modelo social europeo, en el marco de la Europa de los ciudadanos.

Precisamente estos dos últimos temas, la Europa social y de los ciudadanos fueron, tras un proceso de consultas, los propuestos para el debate por la Fundación Academia Europea de Yuste y el Comité de Coordinación del encuentro, procurando de esta manera arrojar algo de luz al proceso de reflexión sobre el futuro abierto para Europa.

Fruto de este trabajo es la "Declaración de la Academia Europea de Yuste sobre el Futuro de Europa: La Europa Social y de los Ciudadanos", que tras varios meses de trabajo y tras el encuentro sobre el Futuro de Europa organizando en el Real Monasterio de Yuste el pasado 19 de junio de 2006, ha sido aprobada en sesión plenaria por la Academia. El texto se adjunta más abajo. Todo ello con la esperanza de que esta Declaración nos oriente e indique cual es el camino a seguir sobre la idea del futuro de Europa, dando un testimonio a todas las instancias europeas, incluida la sociedad civil, y poniendo un grano de arena más para poder salir de la crisis.
El Presidente del Gobierno de Extremadura, y de la Fundación Academia Europea de Yuste, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en el contexto de una reunión del Patronato de la Fundación, expresaba lo siguiente:

"Tal vez Europa no ha pensado suficientemente que la solución a la pregunta de qué somos, puede venir también de un impulso, que proviene de aquello que de verdad nos une, y que no nos separa, es decir, que no nos provoca conflictos, ni que nos divide, ni que provoca discusiones entre nosotros, de una cultura común, que está acreditada desde hace bastantes siglos…Creo que nosotros, desde nuestra posición de Fundación Academia Europea de Yuste, deberíamos contribuir a eso. No podemos hacer otra cosa, no podemos contribuir a otros menesteres, no somos nosotros los que tenemos la solución, para arreglar la crisis institucional, pero sí podemos ayudar, con pequeñas cosas, a seguir impulsando aquello que nos une y que no hay discusión entre nosotros y que es la cultura europea".

El Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, Miguel Ángel Moratinos, en el mismo contexto de la reunión del Patronato de la Fundación Academia Europea de Yuste, intervenía con la siguiente invitación:

"En este tiempo de reflexión, como lo hemos calificado en el último Consejo Europeo de Jefes de Estado y Gobierno y los Ministros de Asuntos Exteriores, de reflexión activa para saber qué modelo, qué Europa queremos en el siglo XXI, lo mejor es poder venir a Yuste y tener la hospitalidad y sobre todo la atmósfera cultural y de inspiración, que ofrece nuestra Fundación, en el propio Monasterio de Yuste, para incitar al debate general sobre el modelo europeo, ese modelo que los ciudadanos quieren tener más cercano a lo que son sus propios sueños y aspiraciones ".

De esta manera, y teniendo en cuenta que la Fundación ha realizado desde sus inicios análisis objetivos y mensajes de esperanza y de compromiso con una realidad que afecta a 450 millones de ciudadanos que merecen una respuesta, se ha preguntado ante qué tipo de crisis nos encontramos: una crisis institucional, una crisis de identidad, de comunicación, de participación ciudadana, etc. Los asistentes al encuentro llegaron a la conclusión de que hoy estamos en un momento adecuado para identificar las principales características del modelo actual, del momento que atraviesa la construcción europea y reflexionar sobre su futuro. Para ello, se ha planteado un análisis profundo sobre "el estado de Europa", sobre los elementos positivos y también sobre las debilidades. Un análisis sobre objetivos, fines y valores, pero también sobre instrumentos, estrategias de comunicación y de participación ciudadana.

Para ello se ha tenido en cuenta que los europeos no se apasionan por el funcionamiento de la arquitectura institucional europea o sus procedimientos legislativos o de toma de decisiones, pero si quieren soluciones a sus problemas concretos. En este contexto de crisis, una pregunta clave del debate fue qué visión tenemos de Europa. Así, las opiniones publicas de los Estados miembros, los ciudadanos, han manifestado entre sus principales preocupaciones la protección efectiva de los derechos de los ciudadanos, las libertades públicas y los derechos sociales, una verdadera política social solidaria, un modelo de desarrollo sostenible, respetuoso con el medio ambiente, la salud y sanidad pública, la defensa del empleo, la lucha contra el fraude, la seguridad interior y exterior y el acceso a la información. Posiblemente, son éstos los problemas que preocupan a los ciudadanos y a los que la Fundación ha tratado de dar una respuesta. También se ha tratado de responder a las cuestiones: ¿qué incidencia tiene la inmigración, la globalización y la deslocalización en la crisis europea?, ¿se pueden considerar la cultura europea, el modelo social europeo y la Europa de los ciudadanos, tres grandes pilares, para favorecer un sentimiento de pertenencia a la UE?

Estas reflexiones sobre una Europa en crisis realizadas por la Fundación Academia Europea de Yuste contemplan de forma significativa un análisis exhaustivo, tanto de los últimos hitos de la crisis, que se refieren al referéndum de la Constitución Europea en Francia y los Países Bajos, a la ampliación y los límites de la Unión Europea, a la seguridad y al liderazgo europeo en el mundo, como a la interculturalidad y al modelo social europeo, en el marco de la Europa de los ciudadanos.

Precisamente estos dos últimos temas, la Europa social y de los ciudadanos fueron, tras un proceso de consultas, los propuestos para el debate por la Fundación Academia Europea de Yuste y el Comité de Coordinación del encuentro, procurando de esta manera arrojar algo de luz al proceso de reflexión sobre el futuro abierto para Europa.

Fruto de este trabajo es la "Declaración de la Academia Europea de Yuste sobre el Futuro de Europa: La Europa Social y de los Ciudadanos", que tras varios meses de trabajo y tras el encuentro sobre el Futuro de Europa organizando en el Real Monasterio de Yuste el pasado 19 de junio de 2006, ha sido aprobada en sesión plenaria por la Academia. El texto se adjunta más abajo. Todo ello con la esperanza de que esta Declaración nos oriente e indique cual es el camino a seguir sobre la idea del futuro de Europa, dando un testimonio a todas las instancias europeas, incluida la sociedad civil, y poniendo un grano de arena más para poder salir de la crisis.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido