La promoción de la autonomía personal generará mayor justicia social

Hoy, día 9 de marzo, se ha inaugurado el Congreso Europeo sobre Autonomía Personal y Dependencia, en el que participan más de doscientas personas. Se celebrará  hasta mañana en el Palacio de Congresos de la ciudad de Mérida.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha presidido el acto inaugural, acompañado por la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira; la consejera de Sanidad y Dependencia, Mª Jesús Mejuto; el alcalde de Mérida, Ángel Calle; la vicepresidenta nacional de Cruz Roja Española, Carmen Colmeiro; el director del Congreso, Adolfo Ledesma, y el director de la Fundación Academia Europea de Yuste, Antonio Ventura Díaz.

El presidente de la Junta ha explicado que en los momentos difíciles hay que priorizar la política social”. Considera que “la promoción de la autonomía personal generara mayor justicia social y hoy se hace con priorización de gastos, visualizando prioridades frente a necesidades”. Ha insistido en que “las políticas productivas sociales son consecuencia de las políticas públicas sociales  de envergadura,  y ha dicho, no hay nada más productivo, pués al fortalecer las políticas sociales públicas estamos contribuyendo al desarrollo económico de este país”. Fernández Vara ha comentado también que “de esta crisis saldremos con formación y con capacitación, y es importante por ello que seamos autocríticos, pues se está creando un sistema generador de igualdad de oportunidades”.

La delegada del Gobierno, Carmen Pereira, considera que “hay que dar mayor protección social y mayor atención al desfavorecido para avanzar hacia una sociedad más justa y cohesionada”. Pereira ha dicho que “tras dos años de vigencia de la ley, en situación de dificultad económica, y cuando las situaciones son difíciles, hay que reforzar las políticas sociales para hacer una red social más poderosa, tupida y fuerte. Por eso, el Gobierno de España dedica más de la mitad del gasto a políticas sociales”.

Por su parte, el alcalde de Mérida, Angel Calle, se siente orgulloso de que esta ciudad sirva para acoger un Congreso que “contribuya a hacernos la vida más reflexiva”. Se ha mostrado convencido de que tiene que “servir de estímulo y acicate para que sus gobernantes seamos referencia en atención a las personas con discapacidad”. Ha concluido diciendo que “Mérida se enorgullece de tener un encuentro para contribuir a desarrollar la ley de

Dependencia, que es posible que sea la más feminista que ha existido nunca”, en referencia a que la mayoría de las personas cuidadoras son mujeres.

La vicepresidenta de Cruz Roja, Carmen Colmeiro, ha destacado en su intervención, la figura de los cuidadores familiares al analizar los diferentes enfoques que inciden en el análisis de la Autonomía Personal y la Dependencia. Su trabajo ha dicho “carece de remuneración, y sin embargo son el pilar sobre el que descansa muchas veces el bienestar de las personas dependientes”. De los que desarrollan el trabajo de cuidadores “un 83% son mujeres, un 43% son hijos, un 22% son esposas, y un 7,5% son nueras”. Considera Carmen Colmeiro que “la persona que cuida, muchas veces abandona su vida para dedicarse a los cuidados;  el bienestar físico, psíquico y emocional se altera”.Ha insistido en que “es preciso enseñar a cuidar y fomentar la autonomía de quienes cuidan, con un tiempo de descanso, responsabilidad de cuidado y autogestión de salud”.

El director de la Fundación Academia Europea de Yuste, Antonio Ventura Díaz, ha expresado su agradecimiento a todas las personas e instituciones y ha mostrado su confianza en “profundizar en la búsqueda de orientaciones y fórmulas que ayuden a fomentar comportamientos y valores capaces de crear alternativas que propicien una mayor calidad de vida y la realización plena de los derechos humanos, en una Europa de los ciudadanos”. Ventura Díaz ha dicho también que las personas con movilidad reducida representan en Europa un 40% de la población, y muchas de ellas se enfrentan a un aislamiento y a los prejuicios. Ha dicho que la cohesión social requiere la aplicación efectiva y real de los principios de igualdad, de solidaridad, y de sentido moral de la convivencia”. Un nuevo paradigma legal del tratamiento de la autonomía y la dependencia necesita una base ética global, no sólo de los médicos, de los profesionales y de las familias, sino también de la gestión política, y de todas las instancias sociales y culturales”.

Fuente: Gabinete de Prensa de Fundación Academia Europea de Yuste 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido